25 abr. 2014

5 claves para motivar a un adolescente que no quiere estudiar

El otro día hablando con mi madre me comentó que mis primos pequeños, que están en plena adolescencia, no iban muy bien en los estudios. Al mayor de 17 años nunca le ha gustado estudiar y siempre ha ido raspando y el pequeño de casi 15 siempre ha sido un excelente estudiante, hasta hace poco... ¿Cómo podemos motivarles?

Fotograma de la película El indomable Will Hunting.
En una situación normalizada, un niño estudia porque sabe que es su responsabilidad y el hecho de aprobar y pasar de curso le motiva lo suficiente como para esforzarse y estudiar. Durante la niñez es más fácil que los niños vayan aprobando las asignaturas, pero en el instituto se les exige más y muchos se pueden venir abajo, ¿qué podemos hacer para que un adolescente siga estudiando?

¿Qué hacer cuando un hijo no quiere estudiar?



Si tu hijo nunca ha sido buen estudiante, es normal que llegada la adolescencia siga sin gustarle, ya se sabe que hay gustos para todo, y hay algunos niños a los que no les gusta nada de nada estudiar. Habrá que estar un poco más encima de ellos, pero es imprescindible en estos casos buscar alguna recompensa para final de curso.

No estoy a favor de hacer regalos a los hijos por sacar buenas notas, porque eso es una responsabilidad como el ir a trabajar, uno a cambio de un sueldo y el otro a cambio de pasar el curso.

Pero si a tu hijo no le gusta estudiar desde pequeño, tendremos que darle algún tipo de recompensa sólo si aprueba todas las asignaturas a final de curso, para que al menos tenga un motivo por el que esforzarse.

Pero puede que tu hijo siempre haya sido buen estudiante y llegada la adolescencia sus notan hayan ido bajando paulatinamente, en estos casos hay que investigar las razones:

Fotograma de la película A los trece: una buena estudiante entra en el instituto y se empieza a juntar con chicas que no ejercen en ella ninguna buena influencia.

      ¿Conoces a los amigos de tu hijo? Si ves que no son, como se dice coloquialmente, una buena influencia, sería conveniente que los cambiase y que se juntara con otros compañeros más aplicados.

Es muy importante que hables con tu hijo adolescente y que le comentes que no te gustan ciertas amistades que tiene, sin embargo tiene otros conocidos con los que puede hacer buenas migas.

Para promover las buenas amistades invítales a tu casa y deja que tus hijos vayan a la de los buenos chicos, así crearán lazos de amistad, encontrarán aficiones en común y las querrán compartir también en los recreos del instituto, en detrimento de las malas compañías.

     ♦ ¿Cómo es la situación en casa? ¿Estáis siempre hablando de los deberes que tiene que hacer? Otro motivo es que el adolescente puede estar saturado de tareas escolares, es cierto que en secundaria tienen que estudiar más, pero necesitan también su tiempo libre para desconectar y tanta actividad guiada se lo impide.

Si tiene muchas clases extraescolares, y ves que tu hijo no va bien en los estudios, quizás sea el momento de reducir esas horas o eliminar algunas actividades. Siempre hablándolo con tu hijo y llegando a un consenso.

      Hoy en día muchos adolescentes pasan demasiadas horas navegando por internet, ordenador, móviles,... Controla esas horas, porque aún son menores bajo tu responsabilidad, y muchas veces el motivo de las malas notas es que dedican tanto tiempo a internet que se les viene la hora encima y no les da tiempo a estudiar.

      Si lo que notas es que a tu hijo se le resisten algunas asignaturas quizás debes plantearte el buscar un profesor particular para reforzar esas materias que más le cuestan al adolescente. Para averiguar esto lo mejor es hablar con los profesores que te guiarán sobre cómo va en los estudios, y no olvides hablarlo con tu hijo contándole los beneficios que conseguirá con el profesor particular, aprobar.


Estas son algunas pistas para orientarte sobre lo que le puede estar pasando a tu hijo para que no quiera estudiar, pero lo mejor es hablar con los profesores y con tu propio hijo que son quiénes te dirán el verdadero motivo por el que el adolescente ha perdido la motivación por los estudios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips