14 may. 2014

¿Qué hacer cuando tu hijo sólo quiere comer un tipo de alimento?

Me estoy leyendo un libro sobre cómo enseñar a tu hijo a comer, va dirigido a los padres que tienen niños que no quieren comer. Pero a mí se me ha venido a la cabeza otro caso diferente relacionado con la comida que también se da mucho.

Hay niños que se encaprichan en comer sólo un tipo de alimentos, y no admiten ningún otro, por ejemplo, niños que sólo quieren comer pizza, o patatas fritas, o hamburguesas, o papillas de bebés,... Y no hay manera de hacerles comer una dieta variada, ¿qué hacemos para que coma de todo?

niño-no-quiere-comer
Fotograma de la serie Super Nanny.

Te voy a contar un caso real.


Una madre se pasa todas las comidas preparando 3 platos diferentes porque sus dos hijas no quieren variar nunca el alimento: la mayor sólo quiere comer lentejas y la pequeña sólo admite los fideos. Y además, tiene que hacer otro plato de comida para el matrimonio. 3 platos de comida diarios tanto para comer como para cenar, un latazo.

Normalmente, los niños se encaprichan de comida rápida/basura, pero estas niñas cogieron el gusto a las lentejas y los fideos, y sólo querían comer eso, cada una su plato, nada de intercambios.

La madre un día se hartó, las niñas tendrían unos 3 y 4 años, y ya se veía eternamente ejerciendo de cocinera para el paladar exquisito de estas niñas, y ya había llegado al límite de su paciencia, "¡se acabó! A partir de ahora cocinaré sólo un plato de comida, quien quiera que se lo coma y quien no, pan y agua", y ahí es donde empezó la batalla...

Esta madre, cogió toda la fortaleza que pudo y llevó a rajatabla su amenaza, puso un plato de comida en la mesa. Hoy toca filete, y las niñas pidieron su plato de siempre, una sus lentejas y la otra los fideos. Pues no, sólo había filete para comer, y si no querían comérselo, pues ahí tenían el pan.

Así día tras día y comida tras comida, una guerra en toda regla, la madre en sus trece, no pensaba cocinar más lentejas y fideos hasta el día del juicio final. Y las niñas no se iban a quedar atrás. Pasaron largos días de "Eres una mala madre", "Me matas de hambre", "Tengo hambre, dame de comer", y lloriqueos varios. Pero nada, habrá que hacer oídos sordos a estas durísimas palabras porque esta madre no se iba a echar atrás.

Pasaron 10 largos días, sí, 10 días bien contados por esta madre ya angustiada, en los que sus hijas se alimentaron exclusivamente a base de pan y agua, nada de colacaos para desayunar, ni patatitas de picoteo, nada de nada, únicamente pan y agua. A ver quien aguanta eso :S

Y un día, la madre sirvió en la mesa un plato de tomate frito, y la mayor pensó que sería buena idea mojar ahí su trozo de pan, "Está bueno" dijo, y acto seguido la pequeña la imitó. A partir de ese día, y tras 10 largos días de guerra, terminó por fin la batalla de la comida. Y evitó en bastante tiempo las polémicas lentejas y fideos.

Imagen de Bebeplanet en Pinterest.

¿Qué te ha parecido esta historia real?

Cuando tu hijo se encabezona en comer un tipo de alimento, hay que ser fuerte por el bien de su salud. Esta madre de la historia pensó muchas veces en abandonar, e incluso en ingresar a sus niñas en un hospital, pero fue fuerte y no cayó en el castigo emocional al que le sometieron sus hijas.

Al final, todo acabó bien, fueron 10 días muy largos y muy duros, pero finalmente con constancia se consigue lo que quieres, la salud de tus hijos. Si tu hijo no admite variedad, no te agobies, ponle el plato que toque delante y si se lo come bien y si no, pues mañana será otro día.


¿Te cuento un secreto? Yo soy la niña de las lentejas ;)
Mi madre me cuenta mucho esta historia porque le parece increíble que me tirara 10 días a base de pan y agua. Yo no me acuerdo de nada, pero sé que hizo lo mejor por nosotras.

¿Tienes problemas a la hora de la comida con tus hijos?
Déjame un comentario y te aconsejaré encantada :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips